martes, 23 de diciembre de 2008

NAVIDADES CRÍTICAS

Bueno, bueno, bueno mañana ya es Noche Buena y ya es hora de que actualice el blog [y Thiago me ha pedido una entrada para antes de Navidad y no puedo defraudarle ;)]. Además, entre ayer y hoy, me han subido los ánimos un montón y, paradójicamente, ha sido gracias a ir a trabajar. Sí, como lo oís, por ir a trabajar. Y es que ayer me dijeron en la redacción que iban a pagarme más y hoy me han dicho que mañana y pasado tenemos libre (no quepo en mí de la alegría). Yo creo que los Reyes Magos han pasado ya por aquí.

También, hoy en la redacción, he visto un artículo que me ha dejado perplejo. El susodicho texto hablaba de que las fiestas de este año van a ser las primeras en mucho tiempo que van a coincidir con un periodo de crisis. De hecho, según el artículo, hay una generación entera que no ha experimentado una situación así en su vida. Como es normal, se contaba que la gente va recortar gastos y racionalizar su consumo para hacer frente a las vacas flacas. Sin embargo, en uno de los apoyos del texto ponía algo increíble: "Que los niños no noten la crisis en Navidad, es una de las actitudes de los consumidores".

¿Que los niños no noten la crisis?

Preparaos para lo peor. Huid de este país, si podéis. Si esa es la actitud de la mayoría de padres españoles, la hornada de niños que viene será una horda de tiranos. ¿Cómo que no noten la crisis? No puedo dejar de preguntarme, por qué remota razón no tienen que notar la crisis los niños. No hablo de que se queden sin comer para darse cuenta de lo que es, sino de que simplemente la vivan ¿Es que puede provocarles la muerte si lo hacen? Lejos de pasar desapercibida para ellos, tienen que sentirla, tienen que notar qué significa la palabra crisis, si no ¿cómo van a aprender a valorar las cosas? ¿Cómo van a actuar para evitar otra crisis futura si no aprenden lo que significa una crisis ahora? Por esa regla de tres, si los niños no tienen que percibir la realidad, deben vivir en una eterna felicidad ¿por qué no se les da una botella de whisky o un porrito para cuando les entre la llorera?

6 comentarios:

Moisés Márquez dijo...

Toda la culpa es de los psicólogos. Como siempre :(


Que paséis una buena noche. Un abrazo

hm dijo...

Jajaja, que atinado el comentario de Moisés... mi madre siempre dice que cada uno se tiene que llevar sus propias tortas, que si de pequeño no te dejan que te las lleves, cuando seas mayor, te las vas a llevar y no va a haber nadie para ayudarte a aprender a encajarlas.

Thiago dijo...

De eso nada, la culpa es de los padres, que ya lo dijo Freud, ese tuberculoso, jajaja

Y cari si me citas en un post, podías avisar, no? jajaja con lo que me gusta.

Bueno, me habian hecho regalos pero nadie un post por nochebuena, y asi me gusta que me hagas caso, jajaja eres muy generoso!

Bueno, bezos, y ya sabes, nuse ya que eres tan obediente, mandarte otra cosa, jajaja Bezos.

Pablo dijo...

Moisés, la verdad es que no sé si la culpa es de los psicólogos. No sé yo si los psicólogos son partidarios de proteger excesivamente a los niños. ¡Buena noche para ti también!

Hm, efectivamente, los niños tienen que darse alguna leche (metafórica) que otra para aprender.

Thiago, me cachis... es que yo no estoy muy acostumbrado a los métodos de la blogosfera, pero ya para la próxima te aviso de que te cito ;), y a ver que me mandas hacer jaja

Thiago dijo...

Y si te pido un post para antes del año nuevo, qué? jajajaa


Bezos y felicidades en estos días, cari.

María Marín dijo...

Hay que joderse. cuando yo era pequeña, había crisis y lo notaba, pero eso me enseñaba a que había que conformarse y aprender a que todo no se puede siempre, a que no se consigue todo fácil y que la vida es así de injusta. Y mírame, sin un trauma ni secuelas que puedan apreciarse, que puedan apreciarse, que puedan apreciarse, que puedan apreciarse, que puedan apreciarse, que puedan apreciarse, que apuedan apreciarse...