martes, 7 de octubre de 2008

TENERLO CLARO

Después de dos posts más o menos cinéfilos, vamos a cambiar un poquito de tema (aunque me tira el cine, me tira...).

Hace unos días, concretamente el domingo, leí una pequeña fotonoticia del suplemento de El País, que contaba la historia de un joven que ha pasado de ser un estudiante cualquiera a conquistar el puesto número 321 de la lista de los más ricos del mundo. ¿El dinero que tiene ahora en la cuenta? Unos 1.500 millones de dólares. Siendo estudiante, cuando se oye la cifra de esta minucia de patrimonio, se piensa: "¡Qué suerte tienen algunos!". Y eso es lo que yo pensé también, hasta que finalicé la lectura del artículo.

Resulta que nuestro amigo, Mark Zuckerberg (vamos a ponerle nombre, que también es persona), es el inventor de la archifamosa página web Facebook. Zuckerberg se dedica a programar (por puro placer) desde los once años, edad a la cual se leyó un libro, enterito, sobre el lenguaje de programación C++. Y, claro, cuando, en la Universidad, le llegó un libro muy popular en EE.UU. entre los estudiantes, el cual hay que ir pasando entre los alumnos después de pegar una foto y escribir unas palabras sobre ti, se le ocurrió que podía crear la versión online del mismo. Ahora es el momento de volver a hacernos la pregunta: ¿tuvo suerte Zuckerberg?

Por un lado, sí, porque ha dado la casualidad de que su creación ha tenido mucho éxito entre los jóvenes, algo que era impredecible. Pero por el otro, es completamente lógico que se le ocurriera a él la idea de crear el Facebook online, porque llevaba dedicándose a hacer programas desde niño. Por eso, desde ese punto de vista, me parece injusto decir que ha tenido suerte, cuando ha estado trabajándose su habilidad desde bien pronto, aunque fuera como un simple hobby.

Por esta razón, envidio (sanamente) a las personas que tienen claro desde pequeños qué es lo que les gusta y qué no. Porque al tenerlo claro se dedican a ello desde entonces y van ganando mucha experiencia de la que los que somos un barco sin rumbo durante largo tiempo carecemos más tarde.

7 comentarios:

Thiago dijo...

Si, efectivamente lo he vsito y el ijoputa tenía un pie muy bonito (lo digo pq el articulo ponia: millonarios en chanclas). A ver, efectivamente la suerte sería que el FACEBOOK lo inventara una noche de verano, un pigmeo mirando las estrellas, claro, jajaj Este chico estudio eh Harvard, lo que si tuvo suerte es dar con el programa justo en el momento oportuno. Hoy ya hay montones de programas parecidos: myspace, tuenti, etc... asi que la suerte fue dar con lo que los jovenes demandaban en esos momentos.


Bezos.

Lucia dijo...

Hola!
Como ya sabes, de vez en cuando leo tu blog pero nunca me animo a comentar... Bueno, en tus inicios sí (cuando tus entradas me animaban un poco el trabajo), pero de eso hace ya...
El caso es que me he sentido identificada (no con lo de ser joven y millonario, desgraciadamente) con lo de barco sin rumbo y vale que ya no tenemos once años, pero aun somos jovenes para encontrar nuestro rumbo y hacernos millonarios :P Ademas el ir dando tumbos hasta encontrarlo nos hace tener una vision de otros campos, no solo estar especializado en una cosa.
Un besillo

hm dijo...

Pasteur decía que la suerte favorece sólo a las mentes preparadas... mucha gente veía caer objetos, pero fue Galileo el que se dio cuenta de que caen con una aceleración común y constante, mucha gente sabía que los que ordeñaban vacas no contraían la viruela, pero sólo Jenner descubrió la vacuna... la suerte se busca y cuando llega hay que aprovecharla...

Thiago dijo...

Pues tu hazle caso a HM ¡qué es ingeniero! jajaaj (Esto es una broma que le gasto a él).

Que tal? de fiesta? Bezos

Pablo dijo...

Thiago ains...:S no me recuerdes lo de la foto de los ingenieros... que ya la he borrao del fotolog que no me parecia bien.
De fiesta no, de siesta jaajjajajajaa :P Por cierto, lo del pigmeo mirando las estrellas me ha encantado jajajaa (hoy estoy risitas :P)

Hm, imposible discrepar contigo, llevas toda la razón y me han encantado tus ejemplos. Sobre todo el de galileo, porque recurro mucho a el en las discusiones.

Lucíaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa me has escrito!!!!!! que ilu jajajajaja (estoy risitas). Llevas razón en que somos jovenzuelos pero tengo la sensación de que el tiempo se me escapa como arena que se escurre entre mis dedos. Por eso me habría gustado saber qué es lo que más me motiva antes.

besos y saludos y gracias a todos por comentar!

hm dijo...

jajaja... mucho ha tardado Thiago en sacar el tema de ingenieros estando yo por medio, después de lo del fotolog, jajajaja. No te preocupes, yo conozco demasiados ingenieros y son casi todos tontos (te lo digo yo que soy uno).

Hay que ver, coincidimos en muchas cosas, va a parecer que mis comentarios están dictados, jajaja

Pablo dijo...

shhhhhhhhhhhhhhhh... (Hm, quedamos en que sería un secreto lo de darnos la razón mutuamente) jajajaja