domingo, 5 de octubre de 2008

VER UN LIBRO O LEER UNA PELÍCULA

"Movimiento, así es el cine de Menassa, un cine en movimiento, escenas sin velocidad real que alcanzan velocidades supersónicas encadenadas a la palabra, herramienta que sin duda Menassa maneja como nadie, ya que él se reconoce instrumento del lenguaje. Por eso la película te atrapa, porque nadie puede dejar de ser hablante" (SALAMANCA, M. En Las 2001 noches nº 99 octubre 2008. Escuela de poesía y psicoanálisis grupo cero).

¡Ay, la palabra, el lenguaje, la verborrea! ¡El cine! La imagen, el sonido. ¿Una buena película? Esa es la pregunta que toda persona se hace cuando comienzan a deslizarse los créditos por la pantalla desafiando la ley de la gravedad. Últimamente, el criterio que se utiliza para responder a esta pregunta, es el de determinar si la película posee unos diálogos profundos, unos personajes con caracteres complejos y muy ricos, unas tramas personales que se entrelacen como los hilos de un telar... Para muchos (la mayoría) de críticos, la película que aglutina estos aspectos, puede decirse que es buena (como comprobamos en la cita de arriba).

Y ¿yo que digo?

Yo digo que es FALSO. Estos críticos sólo tienen en cuenta el contenido a la hora de realizar sus críticas y obvian por completo la forma, el cómo está hecha la película. Para ellos, que la música despierte sentimientos en el espectador o que el movimiento de la cámara se use para reflejar el estado de ánimo de los personajes es hacer trampa, porque, según ellos, la historia debe poder plasmar esos aspectos por sí misma. Por eso, cada vez se tiende más a creer que el cine muy literario es el mejor cine. Sin embargo, la dificultad de hacer una película no reside en contar una historia, sino en cómo contar una historia. Es decir, lo que realmente cuesta al hacer una película es conseguir transmitir un mensaje usando todos los medios de los que se dispone teniendo claro, que el medio cinematográfico es, ante todo, imagen y sonido, no palabra.

Es más, ¿para qué ver una película que tiene apostada la cámara en un punto de una habitación grabando a dos personas que no hacen más que hablar? ¿No es mejor leer un libro en esos casos? ¿No podemos imaginar una infinidad más de sentimientos y significados cuando leemos un libro de esas características que cuando vemos una pantalla que no nos permite formarnos nuestra propia imagen de la situación? ¿Por qué entonces se considera que el cine literario es mejor que el cine audiovisual?

9 comentarios:

Thiago dijo...

Pues no sé, jajaaj El caso es que hay películas literarias buenas y hay pelis con mucho diálogo malas. No todas las pelis que se basan en los diálogos son buenas. Tambien hay libros que los lees y te das cuenta que están hechos como una "peli" al modo cinematográfico... Lo que si que parece es que a los críticos le gustan las que nadie entiende, las de blanco y negro y las anteriores a los años 50. Todo lo demás les parece fatal.

Yo soy un poco cateto en eso y a mi me gusta una peli que me "entretiene" igual que me gusta el arte que me "agrada". Eso se llama simpleza pero así soy yo, jaja

Bezos.

JB dijo...

Personalmente, hay veces que las adaptaciones de libros, al cambiar muchas cosas pero manteniendo el respeto por la obra original (algo que se ha perdido) consiguen muy buenos resultados, como las adaptaciones de Peter Jackson (este tío es un puto genio) de la obra de Tolkien. Sin embargo... nada mejor que leer un libro y imaginar los hechos, ser el propio director de la pelicula en tu mente y experimentar mas las emociones.

Saludos.
JB.

Pablo dijo...

Hola!

Thiago, por supuesto que hay películas buenas con mucho diálogo, son aquellas que tienen una buena forma y que, además, rebosan contenido. Esas son las que más me gustan, cómo no. Sin embargo, yo me refiero a todas estas, que simplemente graban diálogos y más diálogos y que se nota que no tienen ningún interés en explotar las posibilidades que ofrece la imagen y el sonido. Esas a mi no me gustan, porque ya te digo, para eso me leo un libro (que también está genial).

JB, creo que me has entendido mal (o yo no me he expresado bien), con película literaria no me refiero a una película que esté sacada de un libro, sino una película que se parezca a un libro en su forma, es decir que casi no tiene forma porque todo es contenido (es cierto que un libro también tiene forma, en tanto que se puede contar una cosa de muchas maneras, pero no ofrece tantas posibilidades como una película). Por supuesto, que el señor de los anillos es una obra maestra (me parece la única película verdaderamente bien adaptada).

Un saludo!!

Thiago dijo...

Pablo, muchas gracias por tu coemntario de hoy en mi blgo, muy atinado, jaajaj. Pero bueno, el mal ya está hecho, la patada ya no se la quita nadie al pobriño.

Y tu qué tal vas con los libros y el cine? Se ha animado JB, no? Voy a ver que dice. bezos.

hm dijo...

Cine literario... bahh, eso ni es cine ni es nada... cine en estado puro es el momento del hueso/nave espacial de 2001... o como explicar cientos de miles de años de evolución en diez segundo... y sin una palabra... es la escena en que Escarlata O'hara baila de luto en una fiesta y sabes que es un escándalo sin que te lo digan...

Uno de mis momentos favoritos de cine es la escena del climax de verano del 42... después de emocionarme como un tonto, comentaron en la tertulia que había después, que en la escena esa, pasaban algo así como 17 minutos y sólo se decían dos o tres frases... pero es que no hacía falta más.

Pablo dijo...

jajajaja, hm, parece que me hayas leído la mente. Esos son exactamente los argumentos que principalemente esgrimo contra mis compis de comunicación cuando discutimos sobre cine.
De hechi hice un corto para intentar demostrarles que se puede contar una historia sin usar palabras.

Te dejo el link por si te animas a verlo:

http://www.youtube.com/watch?v=JKrCrBfT6_s

hm dijo...

Ostrás me ha gustado un montón... además, el fianl me parece muy bien cerreado (y además de una forma muy simple)... quizá otra cosa hubiese quedado un poco forzado... con tu permiso voy a cotillear tu canal después de esto...

Pablo dijo...

ups... espero que no te asustes cuando veas ciertas cosas.

Anónimo dijo...

Bueno compañero... q te voy a contar que ya no sepas...
Lo cierto es que no me imagino una película en la que "la cámara está fija"... desde luego es necesario utilizar el lenguaje cinematográfico, sino se está desaprovechando una parte indispensable de esta, pero siempre tiene que estar justificado, como ya hemos hablado. Creo que el exceso de literalidad es el mayor lastre del cine, pero no podemos olvidar que la forma por la forma no significva nada.
Claro que se puede hacer cine sin palabras, hay películas mudas brutales, pero te animo a que veas una película del dogma ("bailar en la oscuridad", "Dogville") y luego volvemos ha hablar sobre la importancia de la forma. Desde que he visto este cine, ya no sé que pensar... es realmente tan aleatoria la forma? Yo creo q no debe ser así, pero desde luego, este cine t llega rápidamente. no sé, no sé...
Segiremos discutiendo